Poder Judicial / Información General / Firma Digital

Firma Digital

Requerimientos y condiciones a cumplimentarse para la obtención del nuevo Certificado de Firma Digital

  • Completar el ‘Formulario de solicitud’ e imprimir la nota la cual debe ser firmada ante el Oficial de Registro.
  • Verificar su casilla de correo, si no recibió el correo electrónico en un término de dos horas puede reenviarlo desde la opción ‘Mis trámites’. Si la verificación de correo no es realizada dentro de las cuatro horas deberá iniciar una nueva solicitud.
  • En el correo de verificación constan los datos de su identificador de trámite, Oficial de Registro y la documentación con la cual debe presentarse ante el mismo (fotocopias certificadas pág. 1 y 2 del DNI/LE/LC ):

- Zona Norte (Circunscripción Judicial N° 1, 4 y 5): Dres. Jorge Freyre y Marcelo Esquivel.

- Zona Sur (Circunscripción Judicial N° 2 y 3): Dr. Ignacio Falconi y Sr. Gustavo Romagnoli.

  • Completar el formulario ‘Certificación de Funciones’ e imprimirlo, el funcionario a quien reporta es su superior jerárquico y debe proceder a firmarlo.
  • Completar el formulario ‘Certificación de Servicios’ e imprimirlo, el funcionario a quien reporta es su superior jerárquico pero el formulario será firmado por el Jefe de Recursos Humanos que corresponda según la zona a que pertenezca el interesado:

- Zona Norte (Circunscripción Judicial N° 1, 4 y 5): señor Luis Carrivale.

- Zona Sur (Circunscripción Judicial N° 2 y 3): Lic. Inés Lilian Zayas.

IMPORTANTE: El trámite es personal y la Nota de Solicitud a entregar al Oficial de Registro debe ser firmada en su presencia en un plazo no mayor a veinte días hábiles, debiendo acompañar en esta oportunidad la documentación requerida.

El Certificado una vez aprobado y emitido tiene una validez de dos años.

Para cualquier consulta comunicarse con la Secretaría de Informática: Santa Fe: 0342-572700 – Int. 2230 y Rosario: 0341-4721700 – Int. 6500.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Justicia de Santa Fe encabeza el uso de la firma digital

INFORMACIÓN DE LA ONTI (*)

Casi la mitad de los certificados otorgados por la oficina nacional competente fueron a los Tribunales santafesinos, donde la Corte Suprema viene desarrollando un ambicioso programa de modernización, incluyendo soporte informático y correos electrónicos diseminados a lo largo y ancho del territorio provincial

El 43% de los certificados de firma digital emitidos por esta oficina en el marco del Convenio de Comunicación Electrónica Interjurisdiccional (CCEI) corresponden al Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe” (**). El párrafo, extraído de un reciente informe de la Oficina Nacional de Tecnologías Informáticas (ONTI), es revelador en cuanto al desarrollo alcanzado por la Justicia santafesina en materia de comunicación informática. Otro 43 por ciento de los certificados pertenecen a todos los demás poderes judiciales de la Argentina (sin Santa Fe), mientras que el restante 14% fueron tramitados por diferentes organismos nacionales.

El porcentaje de las firmas digitales de Santa Fe está integrado por 768 cuentas de correo electrónico con firma digital asignadas a los magistrados y funcionarios a cargo de los juzgados y demás dependencias judiciales, distribuidos en 35 ciudades de la provincia que se corresponden con los circuitos judiciales. Además, están instaladas 209 cuentas de correo electrónico sin firma digital en otras oficinas, totalizando 977 direcciones, todas interconectadas a través de la red de datos del Poder Judicial.

Junto a su liderazgo nacional, otro dato que caracteriza el proceso de desarrollo en materia de comunicación electrónica de la Justicia de Santa Fe es su descentralización. En efecto: los 35 circuitos judiciales de la provincia tienen asignada alguna firma digital. Rosario (con 310) y Santa Fe (con 209) encabezan la lista, pero aún las localidades ubicadas en los extremos geográficos del territorio provincial poseen esta herramienta (Villa Ocampo, 2; Tostado, 7; Rufino, 7; Venado Tuerto, 29).

El proceso de modernización tecnológica encarado por la Corte Suprema de Santa Fe –del cual la firma digital forma un importante eslabón– es consecuencia de la decisión de lograr una mayor eficiencia en la administración y organización judicial, buscando “despapelizar” los juzgados para llegar en el futuro al llamado “expediente digital”, el cual significaría un importante ahorro de tiempo en trámites que hoy se efectivizan por correos tradicionales. Para ello se realizaron transformaciones en la organización y en la normativa interna, concretándose la incorporación de la infraestructura tecnológica necesaria para prestar el servicio de correo electrónico oficial, con más de 1.100 cuentas de e-mail asignadas a magistrados y funcionarios, facilitando y agilizando las comunicaciones entre las dependencias judiciales de toda la provincia.

Para llegar al actual desarrollo digital destacado por la ONTI, la Corte santafesina dispuso en su momento que se realizaran todas las tareas necesarias para poner a punto la infraestructura (ampliación del ancho de banda, extensión de la red de datos del Poder Judicial, incorporación de computadoras, reemplazo de servidores por otros más potentes, capacitación del personal, etc.). Alcanzadas las metas de aquella primera etapa, el máximo tribunal de Justicia santafesino dispuso, en 2006, autorizar el uso de la tecnología de firma digital para trámites administrativos internos y continuar la tramitación de los certificados de clave pública ante la ONTI.

Actualmente, la firma digital se está utilizando en trámites administrativos entre los juzgados y oficinas judiciales con la Secretaría de Gobierno y la Secretaría Letrada de la Corte Suprema, aunque la tecnología de correo electrónico con firma digital también permitió celebrar un acuerdo de cooperación con el Registro Nacional de Reincidencia, por el que se instauraron las Unidades de Recepción y Expedición de Antecedentes Penales, y la firma del Convenio de Comunicación Electrónica Interjurisdiccional suscripto entre los poderes judiciales de la Argentina con el fin de contribuir al desarrollo de un sistema judicial ágil y eficiente.

En el futuro próximo este recurso tecnológico será también aplicable a los actos jurisdiccionales e interjurisdiccionales. Se busca así un intercambio más fluido y seguro entre el Estado y la sociedad, mejorando las comunicaciones entre los distintos organismos, agilizando la gestión, reduciendo costos y tiempos, generando ahorros para el Estado y la ciudadanía.

Aunque el éxito final del proceso de cambio y modernización impulsado por la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe depende en buena medida de la aceptación de este nuevo paradigma por parte de las instituciones intermedias, profesionales auxiliares de la Justicia y ciudadanos en general, no resulta un dato menor que el mayor tribunal de la provincia se haya puesto a la cabeza de esta transformación integral aportando sus recursos y ajustando sus objetivos a los tiempos que corren.

 

(*) La Oficina Nacional de Tecnologías Informáticas (ONTI) depende de la Subsecretaría de la Gestión Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación. La información volcada en este informe fue presentada en el Primer Congreso de Justicia y Tecnología, realizado en Potrero de los Funes (San Luis) del 18 al 20 de octubre de este año.

(**) El Convenio de Comunicación Electrónica Interjurisdiccional (CCEI) fue celebrado entre poderes judiciales provinciales, organismos nacionales y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Tiene como objetivo la comunicación directa a través del correo electrónico, previendo una primera etapa de carácter experimental y formativa, para luego aplicarse a todas las comunicaciones, en la medida en que los máximos tribunales y ministerios públicos de cada jurisdicción cuenten con esta tecnología.

 

MATERIALES COMPLEMENTARIOS

Qué es la firma digital

Es una herramienta tecnológica que se utiliza para garantizar la integridad, inalterabilidad y autenticidad de los documentos enviados por medios electrónicos, así como para verificar su autoría. Consiste en un conjunto de datos asociados a un mensaje digital que permite garantizar la identidad del firmante y la integridad del mensaje. La creación y verificación de firmas digitales se realiza mediante procedimientos técnicos y normativos, y supone la existencia de documentos que respaldan su valor legal.

 

Marco legal

El Congreso de la Nación sancionó la ley N° 25.506 de firma digital, por la que se otorga validez legal a esta herramienta, especificando en su artículo 3° que “cuando la ley requiera una firma manuscrita, esa exigencia también queda satisfecha por una firma digital”. El Poder Ejecutivo nacional dictó el decreto reglamentario N° 2.628/2002. La provincia de Santa Fe, mediante la ley N° 12.491, reguló la materia en consonancia con las disposiciones dictadas en el orden nacional.

 

Firma digital y firma electrónica

La ley nacional 25.506 equipara la firma digital a la manuscrita, es decir que le asigna los mismos efectos legales, pero establece una importante distinción entre la firma digital y la firma electrónica: cuando una persona recibe un correo firmado digitalmente se presume que proviene de su titular, salvo prueba en contrario; en cambio, si la firma electrónica es desconocida por el titular el destinatario debe probar su autenticidad.