Circular Nro. 06/05.-

 

Señor

Titular del Órgano Jurisdiccional

S / D

 

Me dirijo a Ud. a fin de comunicarle que, en las actuaciones N° 1835/2004, caratuladas "Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación s/ su presentación ref. convenios sobre sustracción y restitución internacional de Menores", se ha dispuesto: "Santa Fe, 15 de febrero de 2005. De conformidad con lo dictaminado por el señor Procurador General, hágase saber a todos los órganos con intervención en materia de familia y minoridad, como también a la totalidad de las dependencias del Ministerio Público, de lo comunicado por la Dirección de Asistencia Judicial Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación. FDO. FREYRE (PROSECRETARIO ADMINISTRATIVO) - BORDAS (SECRETARIO DE GOBIERNO).

Se transcribe, a continuación, la comunicación referida:

"Buenos Aires, 28 Oct.2004.Al Señor Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe.S/D. Tengo el agrado de dirigirme a Ud., en el carácter de Autoridad Central para la aplicación de la Convención de La Haya sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores y de la Convención Interamericana sobre Restitución Internacional de Menores, las cuales fueron aprobadas por nuestro país mediante Ley N° 23.857 y Ley N° 25.358, respectivamente . El objetivo de ambos convenios se encuentra estipulado en sus primeros artículos, y consiste en garantizar la restitución inmediata a su lugar de residencia habitual, de los menores trasladados o retenidos ilícitamente, y velar porque los derechos de custodia y de visita vigentes en un Estado, sean respetados en otro Estado. Hasta la actualidad, y desde que ambos instrumentos fueran incorporados a la legislación argentina, esta Dirección de Asistencia Judicial Internacional ha intervenido en más de 700 casos de restitución y visitas, algunos de los cuales fueron supuestos de niños trasladados a la República Argentina por uno de sus padres o familiares, y otro tanto de niños llevados al extranjero. El fin primordial tenido en miras por ambos convenios es proteger al menor en el plano internacional, buscando restablecer de manera inmediata el estado anterior al traslado o retención ilícita, el cual se ve alterado unilateral y forzosamente por el secuestrador, quien mediante la utilización de vías de hecho ha violado un derecho de custodia atribuido por el Estado en que el menor tenía su residencia habitual. Por tal motivo es fundamental que los tribunales y demás operadores de justicia se encuentren familiarizados con la existencia y el funcionamiento de dichos instrumentos internacionales, no sólo para aplicarlos de manera correcta y eficaz, sino también para instruir a los padres que han sufrido una situación de esta naturaleza, a iniciar el trámite ante la autoridad competente. Para ello esta Autoridad Central pone a disposición la página de internet wwww.menores.gov.ar la cual posee la información necesaria sobre la forma de proceder ante un caso de sustracción, obrando en la misma una copia del formulario tipo que debe ser completado por los peticionantes para iniciar el trámite ante esta Dirección de Asistencia Judicial Internacional. Dicho trámite es gratuito y no requiere de la intervención de letrado ni de actividad judicial previa, siendo fundamental el factor tiempo en el inicio y tramitación de estos procedimientos, a fin de que no quede consolidada la situación que dió lugar al pedido de restitución, evitando así las consecuencias perjudiciales del arraigo del menor a su nuevo entorno. Por otra parte, existen Organismos tales como Interpol, que colaboran con esta Autoridad Central en la búsqueda y localización de menores a nivel internacional, y el estado, a través del Ministerio de Desarrollo Social, brinda asistencia económica a los peticionantes que no pueden hacer valer sus derechos en el extranjero por sus propios medios, mediante un subsidio previsto en el Decreto 891/95. Esta Autoridad Central, como Organismo de aplicación de estos Convenios, además de velar por su correcta aplicación e interpretación, entre sus funciones y obligaciones, debe arbitrar las medidas preventivas tendientes a evitar estos ilícitos, para lo cual debe dar a conocer estos instrumentos y brindar la formación que fuera necesaria. En efecto, personal de esta Autoridad central ha dictado cursos y seminarios en Universidades, Colegios de Abogados y en la Asociación de Magistrados de la ciudad de Buenos Aires, y ha implementado sistemas de pasantías de capacitación en otros países, asesoramiento que también se ofrece a dicha Provincia en caso que se considere pertinente. A su vez, apelamos a su intervención a fin de concientizar y brindar difusión sobre esta temática a los Tribunales y Organismos de esa Provincia que puedan tener alguna vinculación con las cuestiones objeto de estas Convenciones, transmitiéndoles la información contenida en los párrafos precedentes. Por otra parte, se hace saber que se puede acceder a la página de internet www.incadat.org perteneciente a la Conferencia de La Haya, la cual contiene jurisprudencia internacional en materia de sustracción de menores, y puede ser consultada por cualquier persona interesada en conocer la manera en que mundialmente se interpretan los distintos aspectos de estos convenios. Finalmente, cabe señalar que esta Dirección de Asistencia Judicial Internacional también es Autoridad Central para la aplicación de la Convención Interamericana sobre tráfico Internacional de Menores, la cual fuera aprobada por nuestro país mediante Ley N° 25.179, a la que se aplican los comentarios referidos anteriormente. Quedando a su disposición para ampliar cualquier información que estime conveniente, se hace saber que para cualquier consulta que los peticionantes o cualquier interesado quiera realizar, podrán comunicarse telefónicamente al número 4819-7170 / 4819-7000 int. 8113, o concurrir personalmente a estas Oficinas sitas en la calle Esmeralda 1212, 4° piso, Capital Federal. Saludo a Ud. con distinguida consideración. Fdo: Dra. María del C. Seoane de Chiodi- directora Asistencia Judicial Internacional.

 

Sin otro particular, lo saludo atentamente.